En este post resumiremos los pasos a seguir para dividir un piso en dos viviendas. Un tipo de reforma con alto valor añadido, con la que responder de manera más certera a los cambios que ha sufrido nuestra sociedad, el tamaño de las familias y las necesidades (y prioridades) de las mismas. 

Una vivienda nueva

Lo primero que hay que tener en cuenta es que, al dividir, se está creando una vivienda nueva que ha de cumplir una serie de parámetros básicos:

  • ha de tener entrada independiente y ser accesible (cumplir la normativa en esta materia),
  • tendrá que cumplir la normativa en aplicación de habitabilidad con la que se garantiza que ambas unidades resultantes sean viviendas dignas.
  • también se tendrá que tener en cuenta el Código Técnico de la Edificación 
  • ha de ser una actuación viable urbanísticamente cumpliendo el planeamiento municipal y posibles normativas sectoriales que le puedan afectar (por ejemplo, autorizaciones de Patrimonio en inmuebles protegidos).

Existen otros aspectos a tener en cuenta derivados de la división. La alteración de la propiedad horizontal del edificio supone el visto bueno de la comunidad de vecinos (3/5 partes de la misma).

Analizada la viabilidad de la actuación se presentará el proyecto en el ayuntamiento para la consecución de licencia. Realizadas las obras y con el correspondiente certificado final de obra, se procederá a escriturar las nuevas propiedades con el fin último de actualizar el registro de la propiedad y el catastro.

Una solución para grandes inmuebles

En los ensanches y cascos históricos de las ciudades gallegas existe un gran parque de propiedades cuyas dimensiones y distribución responden a esquemas de vivienda que difícilmente se adaptan a los estándares actuales.

Muchos de estos inmuebles se encuentran en un estado de conservación deficiente y su reforma supone un gasto elevado, suponiendo en muchos casos que sean difíciles de vender.

Plantear una división en dos unidades a la hora de acometer la reforma puede ser una forma muy interesante de revalorizar la inversión y adaptar las viviendas a modelos de familia diversos, repoblando los cascos históricos y ensanches.

El ejemplo de las viviendas MdV

En el caso de nuestro proyecto de viviendas MdV en Vigo, se pasó de una vivienda de gran superficie muy compartimentada (5 dormitorios) a dos viviendas de uno y tres dormitorios. 

Las viviendas poseen accesos independientes a través de un hall común y zonas de día amplias volcadas a las dos terrazas. Ambas unidades resultantes cumplen todos los requisitos exigidos por la normativa vigente actual y se ajustan mucho más a la realidad social actual.

Reforma Integral Vigo

La nueva configuración y la optimización de los espacios han generado unas viviendas cómodas, eficientes y modernas, aportando valor añadido a la propiedad.

irori arquitectura Vigo
irori arquitectura Vigo

Si necesitas ampliar la información ponte en contacto con nosotros y estaremos encantados de asesorarte.