Piso T

Nos encontramos un piso de grandes dimensiones con una terraza que rodea las fachadas Norte y Oeste. Dicha terraza se encuentra 60 cm por encima del suelo terminado interior. La distribución existente daba la espalda a la terraza. Las circulaciones se confiaban a largos y estrechos pasillos que daban acceso a multitud de pequeñas estancias.

El patio, el núcleo de comunicaciones, la estructura y el retranqueo de la fachada generan una intrincada configuración en planta. El reto de la reforma era generar una gran zona de día y limitar el efecto de las circulaciones públicas para el acceso a las zonas privadas.

Idea. El esquema en cruz

El proyecto se resuelve con un esquema en cruz que separa las zonas públicas de las privadas.

En el eje norte-sur se encuentra la zona de día. En dirección este-oeste se sitúa el pasillo de amplias dimensiones que funciona como espacio de almacenamiento y despacho.

La terraza se introduce en la zona de día gracias a unos grandes ventanales abiertos en las fachadas norte y oeste. Para salvar la diferencia de cota de 60 cm entre el interior y el exterior se proyectan unos muebles-escalera de madera.

Un tabique de lamas de madera y vidrio y dos grandes correderas dividen la zona de día y el pasillo. Dicha estructura proporciona privacidad desde el acceso y permite las vistas desde el pasillo.